El movimiento de la Arquera o Arquero (Ba Duan Jin 2: «Apuntar a un águila a lo lejos») nos permite trabajar en otoño especialmente, con el elemento metal, con las cualidades de precisión, foco y también con el saber soltar en el momento justo, confiando en que la «flecha» o intención llegará a su destino. Por otra parte, a nivel corporal, este ejercicio abre la caja torácica, da un estiramiento al meridiano de pulmón y fortalece los riñones, equilibra la energía vital de los pulmones e intestino grueso.

Este movimiento lo practicamos en la Escuela de Qi Gong Ona de Jade, como parte de los 8 Ba Duan Jin, en otoño.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies