Los pechos se consideran el símbolo de la feminidad independientemente de que sean grandes o pequeños; lo importante no es su forma sino el libre flujo de la energía amorosa y su vínculo con el corazón.

El masaje de pechos es una manera agradable y concreta de cultivar la sexualidad femenina consciente, la sensualidad, la capacidad nutridora y facilita el ponerte en contacto con tus emociones más sinceras.

Captura de pantalla 2015-10-29 a la(s) 13.41.24

Cuando masajeamos los pechos también estamos trabajando sobre la zona energética nombrada “Shan Zhong “ – “Centro de la sinceridad” o “Palacio del pecho”; este punto está situado entre los pezones, en la línea media del cuerpo, sobre el esternón.

Los pechos son muy sensibles, suaves, delicados. Por ellos pasan los meridianos del Hígado, del Riñon, del estómago y el Chong Mai o meridiano Central, que tiene origen en el Útero y que al llegar a los pechos se ramifica en vasos diminutos. Las emociones no expresadas o bloqueadas provocan trastornos en el flujo de estos meridianos, especialmente en el del Hígado y puede provocar tirantez, nódulos y sensación de estancamiento.

El masaje actúa también sobre el sistema glandular, activa las principales glándulas endocrinas y las equilibra.

¿Cómo darte el masaje?

Captura de pantalla 2015-10-29 a la(s) 13.41.43

  • Encuentra un lugar tranquilo donde puedas sentirte en intimidad y si llevas sostén retíralo para que tus pechos “respiren”. Puedes hacer el masaje sentada o en la posición de la “amazona”, de pie con los pies paralelos y rodillas ligeramente flexionadas.
  • Frota tus manos hasta que sientas la activación del Chi y percibas tu mente en calma, centrada en la respiración abdominal. Puedes utilizar un poco de aceite de masaje.
  • Acerca las manos a tus pechos sintiendo el campo de energía y conecta con la Sonrisa interior que te ayuda a ponerte disponible a este momento de amor a ti misma.
  • Colocando las manos sobre tus pechos, respira sintiendo simplemente las sensaciones y pulsaciones que se generan en ellos; puedes escuchar también el latido de tu corazón.
  • Empieza el masaje en círculos y de vez en cuando cambia de dirección; el movimiento a partir del centro del pecho hacia arriba y hacia fuera tiene un efecto amplificador y el movimiento contrario tiene un efecto de concentración y recogimiento.
  • Déjate guiar por tu intuición sintiendo si deseas un masaje más suave o más intenso, si deseas más despacio o más rápido…
  • Durante el masaje puedes llevar la lengua a tocar el paladar para estar en conexión con la “Órbita microcósmica” que armoniza dos meridianos centrales del cuerpo: el Vaso Concepción y el Vaso Gobernador. Es importante sentir la boca húmeda; si hay sequedad mueve tu lengua hasta crear saliva.
  • Durante el masaje puedes recorrer con tu intención todas las glándulas endocrinas, recorriendo el camino desde arriba hacia abajo hasta los ovarios.
  • Puedes finalizar el masaje dejando las manos en contacto con tus ovarios o con la conexión entre Corazón y Útero, llevando el amor y energía generada en tus pechos a todo el cuerpo como una luz dorada que baña cada célula.

¿Cómo preparar el aceite de masaje para los pechos?

Para 30 ml de aceite base vegetal de almendras o jojoba, añades un total de 15 gotas de aceites esenciales. Los más recomendados por su efecto afrodisíaco, tónico cutáneo-reafirmante y armonizador del sistema hormonal son Ylang-ylang (Cananga odorata), Geranio de Egipto (Pelargonium asperum) y Salvia romana (Salvia sclarea). En caso de estrés y ansiedad puedes añadir también Lavanda (Lavanda angustifolia).

No utilices estos aceites esenciales en caso de embarazo; utiliza en cambio un aceite base con unas gotas de aceite esencial de Mandarina (Citrus reticulata), que es carminativo y calmante.

 

Texto preparado por Xènia Ros para la Formación “El viaje de la Mujer Cíclica”, en la que lo imparte durante el módulo de la Madre como recurso para que las participantes de la Formación lo puedan ofrecer en grupos de mujeres.

Esta técnica también la comparte en la Escola de Qi Gong Ona de Jade en el módulo de Alquimia Femenina.

Inspirada por los libros El Tao de la Mujer de Maitreyi D. Piontek y Cultivando la energía sexual femenina de Mantak Chia

Si utilizas parte de este texto, por favor cita la fuente con un enlace a esta entrada.

http://taosilvestre.com/2015/10/29/masaje-de-pechos/

Muchas gracias