_MG_1629

Contacto con el útero y ovarios

Texto: Xènia Ros

 

La respiración ovárica es una práctica antigua del Qi Gong de la mujer que nos ayuda a conectar profundamente con nuestros órganos femeninos. Respirar es algo que sucede naturalmente, y en el caso de la respiración ovárica se trata de dirigir la atención, el cariño y el movimiento respiratorio a la matriz y a los ovarios. En el Qi Gong desarrollamos la intención amorosa a través de la sonrisa interior hacia nuestros órganos y la respiración es el vehículo para conducir esta energía. La medicina tradicional china es una medicina energética y describe los desordenes como los quistes ováricos, miomas en la matriz y otros síntomas como bloqueos o estancamientos, por esto la respiración ovárica ayuda a movilizar y escuchar estos preciosos órganos y darles la oportunidad de expresarse.

 

Pasos a seguir para la práctica de la respiración ovárica:

  1. Imagínate la forma de tu matriz y tus ovarios. Cuando eres capaz de visualizar una parte de tu cuerpo, puedes establecer una conexión más clara con ella porque conectas el cuerpo con la mente.
  2. Lo siguiente es averiguar dónde está situada tu matriz. Ponte de pie o sentada y coloca los pulgares juntos a nivel del ombligo y haz un triángulo con los dedos índices. Tus índices se tocan aproximadamente a la altura de este órgano. La matriz tiene el tamaño aproximadamente de una pequeña pera. (El lugar donde se apoyan los meñiques está aproximadamente a la altura de los ovarios).
  3. Inspira y espira suavemente, practica la sonrisa interior hacia tus órganos femeninos y deja que la punta de los dedos busquen a los ovarios y los ovarios desde dentro busquen a los dedos. Cuando notes que los ovarios empiezan a responder; los notarás más presentes o vibrantes… de nuevo al inspirar contraes los músculos del periné y vas llevando esta succión del periné hacia arriba al encuentro del cuello de la matriz (vigila de no subir los hombros, ni tensar la boca). Al espirar imagina que la energía de los ovarios viaja a través de las trompas hacia la matriz. Relaja de nuevo tu periné. Repites la respiración ovárica varias veces, escuchando las sensaciones que se van despertando en tu interior.
  4. Cuando notes suficiente energía (Qi) en el interior de tu matriz puedes hacerla circular por la órbita microcósmica y finalizar en tu centro (Dantian). Puedes masajear circularmente y en espiral todo tu vientre para distribuir y asimilar el Qi. (36 giros en espiral de pequeño a grande en dirección de las agujas del reloj y 24 giros en espiral de grande a pequeño en dirección inversa a las agujas del reloj, terminando en el ombligo).

 

¿Cuándo practicar la respiración ovárica?

Si estás en la edad menstrual, en el periodo comprendido entre el final del sangrado y la ovulación, la energía principal del óvulo es cálida y yang, siendo el momento ideal para realizar esta práctica.

Si estas embarazada es mejor no practicarla para evitar que la energía se desvíe del proceso de gestación.
Si estás en la edad de la menopausia puedes practicarla en cualquier momento.

La respiración ovárica puede ayudarte a tonificar tus hormonas reproductivas y a incrementar tu energía a lo largo de la vida.

Respiración ovárica 001

Artículo elaborado por Xènia Ros, terapeuta de Zen Shiatsu, especializada en los ciclos femeninos desde la perspectiva de la medicina China. Imparte talleres de Alquimia Femenina (Qigong para mujeres) y acompaña a parejas en la preparación al parto. Es profesora de Qi Gong y Tai Chi desde 1992. Se ha formado en Periné, Integración y Movimiento©, en Gestalt, y colabora en el grupo de inicio de la formación Gestalt en Figueres. Es madre de dos hijos, doula por invitaciones de la vida, danzante espontanea, amante de la naturaleza y autodidacta del maravilloso mundo de las plantas medicinales. Coordina con Sophia Style y Nuria Beitia la formacion “El Viaje de la Mujer Ciclicawww.taosilvestre.com

(Bibliografía utilizada: Cultivando la energía sexual femenina. Mantak Chia y Maneewan Chia)